viernes, 7 de agosto de 2015

El secreto de Adaline: opinión

La película más romántica  ridícula del año

Esta película nos ha dejado sumidas en el desconcierto, en un momento determinado (cuando faltaban unos diez minutos para el final) intentamos establecer contacto visual con los espectadores que teníamos a la derecha, más que nada para saber si la impresión era compartida, pero no fue posible porque se habían puesto a jugar al Candy Crash. Y con razón, pobrecitos míos.

La película consiste básicamente en ver a Blake Lively lucir modelitos y hablar con tono seductor a todos los tíos que se le acercan durante dos horas, vamos, como Gossip Girl pero más largo, más pretencioso y con mucha menos gracia.

Pero bueno, vamos al lío. Por el trailer sabemos más o menos que la peli trata sobre una muchacha que por lo que sea dejó de envejecer a los 29 años y... poco más. Aún así habría preferido que la película hubiera consistido en ver el trailer una y otra vez hasta completar las dos horas, pero no fue así.

Empieza la película y nos muestran a la tal Adaline, que ahora se hace llamar Jenny. ¿Por qué?, diréis. Pues porque un día cuando según su DNI tenía cuarenta y pico tacos le paró la poli y como la muchacha tenía un aspecto muy joven pues el FBI empezó a investigarla, porque por lo visto conservarse bien está penado por la ley. Así que ya sabéis, todos a fumar y a tomar el sol sin protección.

Bueno, la cuestión es que desde entonces cambia de identidad cada 10 años y sólo se permite conservar a una amiga, porque es ciega. Y además de ciega debe ser tonta de remate porque lo único que comenta es "¿por qué cuando estoy contigo siempre nos entran jovencitos?".

 Ahí todo el cine se encogió con vergüenza ajena, sería la primera vez de muchas.

La tal Jenny trabaja en un archivo, biblioteca o no se qué y como no quiere que nadie se entere de que en realidad es de otra época pues está muy bien mimetizada con el entorno. No, la verdad es que va vestida estilo años cincuenta y con unos recogidos del año catapún chispún. ¿Por qué? Ni idea.

Aquí la podemos ver sentada en unas escaleras (costumbre que le ha quedado de Gossip Girl) y con un atuendo nada llamativo para el año 2014

¿Lo veis? Siempre le ha gustado sentarse en las escaleras de los sitios.

Flash-back traído de los pelos en el que nos explican que es inmortal porque tuvo un accidente: su coche cayó al agua, un rayó le alcanzó cuando ya estaba clínicamente muerta y no sólo le desfibriló sino que le volvió inmortal porque... em... me da vergüenza decirlo... Bueno, ahí va: porque debido a no se qué fenómeno astronómico/astrológico/metereológico/raro la concentración de iones en la atmósfera era excepcionalmente alta.

(Vergüenza ajena, nivel: máximo).
Nada reseñable durante unos veinte minutos pero el espectador lo agradece porque aún sigue en shock por lo del rayo.
Adaline va a un fiestorro, conoce a un tío y cuando se va el muy plasta le sigue, se mete en el ascensor con ella y le da la murga durante toda la bajada (y eran tropecientos pisos, yo habría pulsado el botón de emergencia). Total que ella no para de hacerse la dura-imposible-de-conquistar, pero al mismo tiempo le pone ojitos y le habla casi en susurros con su voz más poco sutilmente sensual.
Al final se mete en un taxi para irse a su casa y se queda como "Oh, no, ya me ha vuelto a pasar, pero ¿por qué los hombres nunca aceptan un no por respuesta?". Pues porque no le has dicho que no.

Otros diez minutos sin nada reseñable y entonces vuelve a aparecer el chico en escena. Voy a buscar su nombre en Google porque no se me ha quedado y es ridículo seguir llamándole "el chico". Ya está, se llama Ellis. El tal Ellis (que es un acosador en potencia) va a la biblioteca/archivo/loqueseaeso a donar unos libros porque blabla-está-forrado y es un filántropo. Ellis invita a salir a Adaline y ella intenta resistirse pero no lo consigue porque él es muy insistente y a ella por alguna razón no se le ocurre decirle que tiene pareja.  Así que se van y ella vuelve a tener cara de "pero, ¿por qué no acepta un no por respuesta?". PORQUE NO LE HAS DICHO QUE NO.



Diez minutos de coñazo absoluto seguidos por una escena de vergüenza ajena máxima en la que el prota ya se me ha vuelto a olvidar su nombre cuenta el chiste más malo de la historia. Pero en serio, ese chiste no hacía gracia ni por lo malo, de malo que era sólo daba ganas de llorar, si lo oye Cristina Pedroche le parece demasiado malo y ni se lo aprende.
Sin embargo a ella le da pena el chico  hace gracia y accede a quedar otra vez con él. Creo. Esta parte la tengo un poco confusa porque creo que me dormí o mi cerebro se auto-indujo una fase de letargo.


Dos horas después (en realidad fueron unos minutos pero se sienten como HORAS) ella intenta alejarse de él porque ve que lo suyo es inviable pero el tío (que ha pasado de ser un cansino a secas a un obsesivo patológico) va y le sigue hasta su casa. Con flores. Diez puntos por la originalidad.
Y entonces ella le dice: ¿Por qué sabes dónde vivo? ¿Qué haces aquí de todas formas) Y sobre todo, ¿por qué me traes flores? Todo el mundo sabe que eso está tan trillado que sólo se puede hacer en plan irónico, ñoño.

Bah, no le dice eso. Le dice que se vaya y eso y él no se quiere ir... A estas alturas cualquier persona normal iría a comisaría a ponerle una buena orden de alejamiento, pero Adaline no, ella prefiere ir con él a conocer a sus padres.



¿Qué me he perdido? ¿Por qué va a conocer a los padres de él? ¿Qué les va a decir exactamente cuando pasen los años y se conserve a la perfección? ¿Es una crema muy cara de París? ¿Me desfibriló un rayo?

En fin, la película a estas alturas ya era demasiado larga, y lo que quedaba.

Salen hacia casa de los padres de él, ella conduce fatal, de forma muy temeraria, por alguna razón eso les resulta tronchante a ambos. Por el camino recogen a la hermana de él, que es una absoluta gilipollas redomada y una maleducada de cuidado. Aún así no le da ninguna vidilla a la película, no os vayáis a pensar.

Llegan a la casa y resulta que el padre de Ellis al ver a la prota, se queda con la boca abierta, ralentizan la imagen y nos hacen un zoom a su cara de pasmado. Gracias a eso sabemos que la ha reconocido, pero ella, muy rápida, dice que ella no es Adaline, que Adaline era su madre.

El padre de Ellis (que es Harrison Ford) se queda medio conforme pero se pone a hablar de la tal Adaline y cuánto molaba delante de su mujer hasta que ella se enfada. Única parte medianamente interesante de la película porque el personaje de Harrison Ford al menos está ligeramente desarrollado y su relación con Adaline se fraguó poco a poco. No como la que tiene con el psicópata de Ellis, que llevan tres días juntos y le dice que no se imagina su vida sin ella. ¿En serio? ¿No te imaginas tu vida hace una semana?

Sucesión de escenas de Blake Lively llevando parcas y botas altas de diferentes colores y un montón de peinados arreglaos pero informales sobre fondos con unos paisajes geniales.
Harrison Ford descubre que la tal Jenny es en realidad su Adaline por una cicatriz que tiene en la mano.

Resulta que se hizo esa herida paseando por el bosque con él, se rozó contra una ramita que ni tenía punta ni nada y se arrancó media mano. Casi se desangra por esa herida que debía medir la friolera de medio centímetro. Pero él, que como era estudiante de medicina siempre llevaba aguja e hilo de sutura encima, le dio unos puntos raudo y veloz. Que vaya churro de puntos, le van a dejar más cicatriz que la herida. ¿Por qué no van hospital si la mini-herida sangraba a chorro? No sé. ¿Por qué el chico lleva aguja e hilo en una canasta de picnik? Ya os lo he explicado, porque estudiaba medicina. Lógico, yo por ejemplo como estudio filología inglesa siempre llevo la obra completa de Shakespeare encima y no me digáis que habéis visto alguna vez a un estudiante de Derecho sin su código penal colgado del cuello. Pues eso.

Harrison Ford va a buscar a Adaline. Todo el mundo piensa que le va a decir que se largue, lógicamente. Pues no. Le dice que se quede, por Ellis.



¿Por qué al padre de Ellis no le parece grotesco que su hijo esté con su ex-novia?
¿Cómo piensa manejar la situación el futuro?
¿Adaline es una especie de reliquia que pasa de generación en generación cual casa de campo o receta de macarrones de la abuela?
¿Se liará también con el nieto de Harrison Ford?

Y lo más importante, ¿por qué no le busca alguien ayuda profesional a Ellis? No es normal estar tan apegado a alguien que conocer hace dos semanas, que cuando corría detrás de ella sólo le faltaba una canción de los Jonas Brothers de fondo. Uff, luego dicen de los adolescentes.
Vaya familia de enfermos.

En fin, Adaline huye. Ellis va detrás. Ella tiene un accidente. Todos esperamos que se muera ya de una vez y acabe esta tortura, pero no. Cuando ya ha muerto clínicamente llegan los de urgencias y la reaniman con un desfibrilador. ¿Os imagináis lo que pasa no? ¡Exacto! ¡¡El desfibrilador anula el efector del rayo-desfibrilador!!

Todos en la sala de cine

¡No es un final para nada forzado!
Pero no es el final. Esta película no acaba nunca. ¿Y si no tiene final? ¿Y si morimos aquí, dentro de esta sala de cine viendo este horror de película? ¡¡¡¡Tal vez sea ese el Secreto de Adaline, que ella no se hace vieja pero tú sí!!!!

Ellis va a verla al hospital. Este chico es más pesado que un cerdo en brazos. Ella le cuenta la verdad. A él no le parece nada del otro mundo.
"¿Que te liaste con mi padre y sigue enamorado hasta las trancas y en realidad tienes ciento y pico años y esta octogenaria es tu hija? Todo el mundo tiene sus cosillas mujer, yo ronco un poco."

Mientras el espectador: Lo que tú digas, pero que acabe esto ya por favor

Al final ella se queda con Ellis y la peli acaba con ella mirándose en el espejo muy feliz porque le ha salido una cana. ¿Por qué a los veintinueve años nunca le había salido una cana? Yo tengo veintiuno y tengo alguna cana. No entiendo nada. Fin. Gracias a Dios.



En resumen:

El Secreto de Adaline es un intento de El Curioso Caso de Benjamin Button pero con personajes planos y un argumento absurdo cogido con pinzas.

Lo intentaste y fallaste miserablemente, la moraleja es: No os esforcéis.

Lo peor de la película: Todo.

Lo mejor de la película: Que al final, aunque parezca que no, acaba y te puedes ir a tu casa y correr un tupido velo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si nos dejas un comentario chulo te enviaremos un gatito.
Promoción válida hasta fin de existencias.
Se nos han acabado las existencias.